El proyecto GAT

GAT son las siglas del proyecto cuyo nombre en extenso es Generación de alternativas terapéuticas en cáncer a partir de plantas a través de procesos de investigación y desarrollo traslacional, articulados en sistemas de valor sostenibles ambiental y económicamente.

Es un ecosistema científico de investigación y desarrollo de fitomedicamentos obtenidos a partir de plantas colombianas cultivables, que utiliza el conocimiento etnobotánico previo para buscar nuevas alternativas terapéuticas para cáncer y las comorbilidades como el dolor o la pérdida de capacidad cognitiva como consecuencia de la quimioterapia.

El GAT busca la identificación del potencial biotecnológico de especies vegetales utilizadas en usos medicinales populares y el desarrollo de un sector económico que aproveche de manera eficiente el potencial de nuestra biodiversidad, articulando actores públicos y privados en una gran red de valor.

El GAT se enmarca en el área de la Bioeconomía en salud en la industria farmacéutica por buscar terapias para patologías crónicas como el cáncer y proponer alternativas fitoterapeuticas coadyuvantes en el tratamiento del cáncer.

Como principal antecedente está el grupo de Inmunobiología y biología celular  de la Universidad Javeriana que lleva varios años identificando qué extractos complejos, provenientes de productos naturales como del anamú que modula el metabolismo energético celular a través de su actividad biológica contra múltiples blancos moleculares, y el Dividivi, quien puede modular el estrés oxidativo para activar posteriormente la respuesta inmune, abren puertas a enormes oportunidades en la búsqueda de nuevas moléculas con actividades biológicas variadas. Además, la búsqueda de extractos ricos en flavonoides que favorecen la neuroprotección y la neuroplasticidad estructural y funcional se convierte en una estrategia terapéutica para el cáncer.

El proceso se desarrolla por etapas Inicia buscando fitomedicamentos a partir de plantas que tienen un uso tradicional en alguna patología específica. En el caso de las plantas candidatas para tratar el cáncer se pueden utilizar aquellas que tienen propiedades anti-inflamatorias o hipoglicemiantes, lo cual en sí mismo conlleva una actividad antitumoral. Una vez seleccionada la planta se lleva a cabo la extracción biodirigida, buscando la fracción de la planta que tiene la actividad biológica esperada. Posteriormente se purifican los principales componentes de este extracto y con ellos, se estandariza y normaliza para seguir el desarrollo clínico el cual depende del tipo de comercialización que se quiera llevar a cabo. Una vez terminados los ensayos clínicos, sale al mercado y con sus réditos se alimenta el sistema

¿De dónde nacen estos ecosistemas científicos? Con la idea de generar nuevo conocimiento y de fortalecer algunas Instituciones de Educación Superior (IES) que no contaran con los criterios de calidad suficientes para estar acreditadas, se reunieron el Ministerio de Educación Nacional – MEN, el Ministerio de Comercio Industria y Turismo – MinCIT, el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior – ICETEX y el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación – COLCIENCIAS e incluyeron dentro del Plan Nacional de Desarrollo – PND 2014-2018 la propuesta de crear ecosistemas científicos conformados por Universidades nacionales acreditadas y no acreditadas, centros de investigación, Universidades y centros de investigación extranjeros e Institutos de investigación. De esta unión surgieron varios proyectos de investigación científica que, junto con las actividades de fortalecimiento institucional, compitieron por fondos provenientes de un crédito solicitado por el ICETEX al Banco Mundial. Ocho es el total de Ecosistemas que ganaron las dos convocatorias en las cuales se buscaba el desarrollo de esta propuesta y dentro de estas se encuentra este Ecosistema: GAT.

Además del componente científico, en el GAT existe un componente de fortalecimiento institucional que trabaja por mejorar las condiciones de todos los actores del ecosistema, pero de manera muy especial fortalecer las condiciones de calidad de las cuatro Instituciones de Educación superior (IES) no acreditadas que forman parte programa.

Para desarrollar su actividad el GAT estableció su propio modelo de gobernanza el cual se esquematiza a continuación:

Anuncios